Alistándote para tu primer día

Alistándote para tu primer día

facebooktwittergoogle_pluspinterest

Con frecuencia, la primera impresión es la más duradera, de manera que es importante presentarte bien en tu primer día en un nuevo empleo. Sin embargo, en ocasiones puede ser difícil hacerlo, porque sin duda en ese día estarás lidiando con una tormenta de papeleo y tratando de asimilar con rapidez una gran cantidad de información. Para asegurarte de comenzar luciendo de la mejor manera posible, haz lo siguiente cuanto te prepares para tu primer día:

Repasa la información que ya tienes. Si recibiste materiales durante tu proceso de solicitud o como parte de la oferta de empleo, date un tiempo para revisarlos antes de ir a la oficina. Si no recibiste información, busca por tu cuenta tanto como sea posible de la empresa. Entra en su sitio web, lee los boletines de prensa recientes y mira sus nuevos productos o servicios para darte una idea de lo que sucederá cuando cruces la puerta.

Planea tu trayecto. Lo último que quieres es llegar tarde en tu primer día, así que asegúrate de saber exactamente cuánto tiempo llevará el trayecto. Asegúrate de incluir variables como el tiempo necesario para encontrar estacionamiento y el maniobrar por un lento sistema de tránsito masivo. Asimismo, sin duda querrás hacer un recorrido de prueba.

Duerme bien. Necesitarás una noche entera de sueño si quieres funcionar al máximo, pero para obtenerla necesitarás prepararte con anticipación. Empieza por levantarte a la hora que requerirá tu nuevo empleo mucho antes de tu primer día. De esta manera, cuando la alarma de tu despertador suene, tu reloj interno estará listo para levantarte.

Rectifica tu nutrición. Comienza tu día con un desayuno saludable, que te dará mucha energía para la mañana. También deberías empacar algo para el almuerzo, porque algunas veces se acostumbra que en tu primer día salgas a comer con tu jefe, pero en otras ocasiones estarás solo.

facebooktwittergoogle_pluspinterest

Sorry, comments are closed for this post.